The Texas Chainsaw Massacre de 1974 es una película perfecta… Tan perfecta que ni siquiera me voy a preocupar en clasificarla   dentro de ningún género. A continuación enumero algunos  argumentos :

1)      Cada plano está dirigido con una maestría realmente destacable, y más si tenemos en cuenta la carencia de recursos.

2)      El montaje nos mantiene en tensión durante los 84 minutos que dura la película (algo, si reflexionáis, no muy común).

3)      Leather-Face y su familia… Bueno, pocas familias tan bien avenidas han dado tanto juego en la gran pantalla.

4)      Es probable que el reparto no fuera el mejor de los posibles, pero esto en realidad resulta inapreciable.

5)      Estamos ante una ópera prima… Y es innegable que cada metro de cinta destila talento y ganas de hacer buen cine. Lo curioso es que por una serie de razones  ésta es la primera y quizás la mejor película de gran parte del equipo que colaboró en su realización.

6)      Toda la  película es efectiva, me atrevería a decir, desde un punto de vista psicológico. La tensión… La violencia de la que se habla es realmente inesperada y, desde luego, sin concesiones de ningún tipo. Lo que me lleva al siguiente punto:

7)      En ningún momento se recurre a los clichés para captar el interés del espectador. Y por eso funciona.

Me llama la atención la de secuelas de bajísima calidad que llegaron a hacerse con tan sólo el reclamo de  la sierra mecánica y de leather-face (Incluída, por supuesto, “El origen”de 2006). Por no hablar de slashers de la época que, en mi opinión, no son más que una burda copia con poco o nada que aportar (Las colinas tienen ojos de 1977, por ejemplo). Cuando en realidad La matanza de Texas debería ser tenida en cuenta como un ejemplo de buen cine para intentar aprender de ella todo lo posible… Lo que quiero decir que a estas alturas no se puede pretender que una película sólo por contar con un asesino enmascarado en apariencia peligroso (The Hills run red del 2009) resulte interesante, simplemente hay que intentar hacer las cosas algo mejor y de un modo un poco más original.