Hoy era día de compras. Me he acercado al centro y tras pasarme por algunas librerías me he hecho con lo necesario para una semana.Bueno, es un decir, porque a menudo abarco más de lo que puedo y más teniendo en cuenta que últimamente no voy muy bien de tiempo.

De cualquier manera, la compra me parece que ha sido de material imprescindible. Como siempre.

Sin embargo a veces llego a casa y tras analizar lo comprado, no es que llegue a arrepentirme, pero durante un momento pienso en mí en tercera persona (y esto sí me preocupa) y pienso en ese tipo como un caso perdido. Esto mismo debe pasarnos a muchos, imagino.

Aunque menos mal que los frikis nos multiplicamos exponencialmente, ya que de lo contrario las tiendas de comics ni siquieran abrirían las vísperas de festivos y puentes varios.

 

 

Anuncios