Encontré en Futurama (la mejor tienda de comics de Valencia) la obra de Beà por 6 €, y lo compré, claro. Éste es uno de los grandes autores modernos… Entendiendo por modernos a los autores pertenecientes a la  segunda generación de historietistas que popularizaron el tebeo en nuestro país. Es decir, la quinta de Carlos Giménez, Usero, Jordi Bernet… Vamos, la última generación que vendió en los quioscos*.

Puede que muchos hayan llegado a Beà gracias a Carlos Giménez y a sus Profesionales, puesto que es uno de los personajes que pululan por la editorial en el citado comic. En realidad esto no es que sea triste pero sí refleja un poco la escasa memoria del comiquero en nuestro país.

15lugar2

 

Portada del álbum recopilatorio recopilado por Rambla.

Beà ha trabajado en publicaciones clásicas como Creepy, 1984 o Rambla. Destacando sus obras propias: La Muralla, Historias de la Taberna Galáctica y La esfera Cúbica, el comic  que hoy nos ocupa.

esfera

 

Primera página de la cuarta historia que compone la Esfera.

En las diferentes historias que componen la esfera cúbica (un total de 6) el lector no deja de sorprenderse. Estamos ante una obra que rompe con los esquemas conocidos incluso a día de hoy. Se nos presentan a unos personajes en el primer episodio que no van a ser los conductores de la historia (¿pero hay incluso nexo conductor?)… El autor se ríe constantemente del género y del propio comic, sin perder en ningún momento la calidad de las ilustraciones y sin dejar ninguna viñeta sin contenido narrativo (algo que algunos agradecemos).

CreepyMagazine044_35

Primera página de una historia de Beà para Creepy.

Estamos ante una obra, publicada en origen por entregas por la revista Rambla en 1983, que está a la altura de lo mejor de Moebius.

En fin, una obra que os invito a que leáis, y así  de paso conozcáis a Beà… Viene hasta con una banda sonora original que se puede escuchar mientras se lee el álbum.

* Los quioscos: lugar donde antaño se vendían los tebeos y las revistas del noveno arte, antes de que un listillo se inventara esta etiqueta. Entendedme, me gustan las tiendas especializadas pero no me gusta tanto que los comics ya no se vendan en los quioscos y que, el comprador medio que te encuentras en una librería tenga treinta o cuarenta años. y que entienda el comic como una forma de expandir sus horizontes culturales más que como un entretenimiento puro y duro.